Un rotulador que pasó veinticinco años en un estómago

rotuladorUna mujer británica 76 años de edad fue ver a un especialista digestivo por problemas relacionados con el estómago, incluyendo la pérdida de peso y diarrea. Una sigmoidoscopia flexible demostró diverticulosis severa y una posterior tomografía computarizada abdominal mostró un cuerpo extraño alojado en el estómago, pero ninguna otra anomalía.

En la entrevista posterior con el médico, la paciente recordó haberse tragado accidentalmente un rotulador veinticinco años antes. Al parecer, la mujer estaba utilizando el rotulador para empujar hacia abajo la lengua durante la inspección de sus amígdalas en 1986. Perdió el equilibrio mientras se miraba en el espejo de mano y bajó de golpe un par de peldaños de la escalera en la que se encontraba,  tragándose el rotulador en el proceso. En aquel momento, los rayos X no mostraron ninguna evidencia del objeto en su estómago ni le causó ninguna molestia, así que al final el tema fue olvidado.

rotulador2El rotulador no causó ningún daño, pero los médicos decidieron extraerlo de todos modos, ya que ha habido anteriormente por lo menos, un caso clínico de una perforación duodenal causada por haber ingerido un bolígrafo. Finalmente, fue retirado en un procedimiento endoscópico combinado de oído, nariz y garganta con anestesia general.

Afortunadamente, el rotulador no sufrió daño alguno y después de veinticinco años, todavía se encontraba en buen estado y funciona perfectamente.

Este caso pone de relieve que las radiografías abdominales sencillas no pueden identificar la ingestión de objetos de plástico y de vez en cuando, vale la pena creer lo que cuenta el paciente, por improbable que sea.

vía enlace enviado por Dyork

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestMeneameCompartir esta entrada

Un comentario sobre “Un rotulador que pasó veinticinco años en un estómago

  1. (usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 8.0.1 en Windows Windows XP):

    Por dios… “esq me encontraba haciendo malabares mientras me miraba la garganta empujando la lengua con un bolígrafo y…” Pero dónde tenía esta mujer el espejo? en el techo? Dos peldaños!! Lo raro esq no le atravesara el boli

Deja un comentario