Marcado por un rayo

originalTodos hemos oído historias de gente alcanzada por un rayo, pero ¿cuántos de nosotros hemos visto los efectos de los rayos en un ser humano? Winston Kemp, un electricista de 24 años, ha vivido la experiencia de primera mano, y ahora tiene una singular y posiblemente permanente obra de arte corporal como recuerdo.

winston-kempLas figuras de Lichtenberg (a veces llamadas árboles relámpago) se producen cuando una carga eléctrica se introduce en un material aislante dejando una representación de la ramificación de las descargas eléctricas. Pueden ocurrir en resina, vidrio, campos de hierba, y, si se tiene la mala suerte de ser alcanzado por un rayo, en la piel humana.

Esta particular figura de Lichtenberg pertenece a Winston Kemp, que fue alcanzado por un rayo el año pasado. Al parecer, no se dio cuenta que había sido golpeado durante una tormenta a finales de primavera hasta que las marcas aparecieron en su brazo una hora más tarde. Los rayos pueden causar traumas cardiovasculares o neurológicos, pero al parecer los únicos efectos secundarios sufridos por Kemp fue un dolor en el brazo y estas marcas.

Después del impacto de un rayo, las figuras de Lichtenberg generalmente duran sólo de unas pocas horas hasta unos pocos días, pero un mes después, Kemp todavía mantenía su cicatriz, aunque se había desvanecido a rosa pálido.

Via: Io9

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestMeneameCompartir esta entrada

Deja un comentario