Siete formas en las que el mundo podría acabarse hoy

Parece que el mundo todavía no se ha acabado, o nadie estaría leyendo esto… Los mayas predijeron (según algunos) el día del fin del mundo, pero no fueron muy concretos con la hora, ¿verdad?

fin_del_mundo

Pues que nadie se relaje, porque aunque el fin no haya llegado todavía aún estamos a tiempo.

He aquí una lista de las siete causas más probables de terminar con el mundo, si no es hoy, cualquier otro día…

1. El impacto de un asteroide.

asteroide

Multitud de objetos caen a la Tierra todos los días, pero la mayoría son tan pequeños que se consumen al entrar en la atmósfera o caen sin que haya nadie alrededor para darse cuenta. Un asteroide tan grande como para eliminar a toda civilización de la Tierra tendría que tener al menos kilómetro y medio de diámetro, según los expertos, y ese tipo de impactos ocurren solamente cada 10 millones de años. Además, en el caso de que esto ocurriera, sería imposible destruirlo con nuestra tecnología.

2. Una guerra nuclear.

bomba_nuclear

Aunque no pensemos en la amenaza nuclear desde la Guerra Fría, el riesgo persiste. Según un artículo publicado en 2008 en Physics Today, 100 bombas nucleares provocarían un «invierno nuclear», el cual traería las temperaturas más bajas en los últimos 1000 años, mientras que otras 1000 cosas «eliminarían a la mayoría de la población humana». Actualmente, hay más países en posesión de armas nucleares que nunca.

3. La erupción de un volcán.

volcan

Hace aproximadamente dos millones de años, una erupción volcánica masiva (que ocurrió en la zona que actualmente ocupa el Parque Nacional de Yellowstone), produjo 2.500.909.105.835 metros cúbicos de polvo y cenizas; es decir, 10.000 veces peor que el volcán Eyjafjallajökull, que tantos problemas causó en 2010. Un par de erupciones de este tipo en sucesión sería suficientes para destrozar el planeta.

4. Guerra biológica.

guerra_biologica

Aunque parezca algo salido de una película, las armas biológicas suponen una amenaza muy real y peligrosa. El ántrax, por ejemplo, lejos de pertenecer al pasado, permanece como una forma posible de eliminar grandes franjas de población; por otro lado, una gripe aviar diseñada a propósito podría matar a la mitad de la población. Una mirada a la lista, reconocida oficialmente, de instituciones involucradas en investigación de guerra biológica nos sugiere que esto es algo por lo que habría que preocuparse.

5. Una tormenta solar.

tormenta_solar

Las tormentas solares ocurren todo el tiempo: el sol envía ondas sucesivas de partículas cargadas al espacio, que entran en nuestra atmósfera aproximadamente a 450 km/s (es lo que se denomina «viento solar»). No obstante, la Tierra no ha experimentado una gran tormenta solar desde 1859, cuando fue tan intensa que prendió fuego a las líneas de telégrafo. Claro que, por aquel entonces, aún no teníamos red eléctrica, energía en las casas ni la tecnología de la que tanto dependemos hoy en nuestro día a día. Actualmente, una tormenta de ese tipo causaría un caos total en nuestra sociedad.

6. Un agujero negro creado por el hombre.

LHC

Cuando el Laboratorio Nacional de Brookhaven se preparó para encender su Acelerador Relativista de Iones Pesados, se especuló con que los experimentos llevados a cabo pudieran crear una agujero negro que consumiera la Tierra. Cuando el LHC se puso en marcha, los mismos rumores surgieron de nuevo. Muchos físicos descartan esta posibilidad, pero nadie, nadie, sabe realmente lo que podría llegar a ocurrir.

7. La realidad computerizada en la que vivimos se reinicia.

simulacion

¿Y si en realidad viviéramos en una realidad simulada por un super-ordenador, al estilo «Matrix»? ¿Qué pasaría si, de buenas a primeras, apagamos este gigantesco ordenador? Por más ridículo que pueda parecer, actualmente incluso existen científicos que investigan la forma de averiguar si esto es así, si vivimos en un universo de ceros y unos. Esperemos que el programa no se quede «colgado».

Fuente: Gizmodo.com

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestMeneameCompartir esta entrada

Deja un comentario