¿Comerías comida hecha con insectos?

Aunque los insectos son una fuente de proteína mucho más rentable y sostenible que el ganado de toda la vida, comerlos nos resulta un problema a la mayoría de nosotros, especialmente en occidente. Pero, ¿y si nos los presentaran al estilo elegante y limpio del sushi, de modo que no pudiéramos reconocer la forma de los seres que nos fuéramos a comer? ¿Cambiaría la cosa?

entobox_3

Esto es lo que se plantea un grupo de estudiantes graduados de Londres con su proyecto Ento: un concepto que pretende ir introduciendo los insectos en nuestro menú siguiendo una serie de pasos a lo largo del tiempo.

Durante los dos últimos años, los fundadores de Ento han realizado una serie de degustaciones, en ocasiones con restaurantes temporales, durante los cuales han ofrecido platos basados en insectos al público del Reino Unido. Pretenden que el proyecto vaya creciendo e incluso planean inaugurar un restaurante en unos 18 meses. Tras los primeros pasos, su objetivo a largo plazo es poner a los insectos en los estantes de los supermercados y que la gente los consuma de forma habitual y cotidiana.

entobox_1

Pero no niegan que el camino sea difícil: lo primero es arreglar un problema de percepción. Y es que a nadie le agrada meterse una oruga o un grillo en la boca, ¿verdad? Según Julene Aguirre-Bielschowsky, una de los fundadores de Ento, encontraron la inspiración en un libro de viajes de Japón de hace treinta años. En dicho libro se advertía a los turistas que tuvieran cuidado con los «extraños restaurantes japoneses que sirven pescado crudo». Si el sushi ha convertido a los escépticos en fans, ¿por qué no los bichos?

entobox_2

La presentación de Ento recuerda al sushi en su estética, y favorece la asociación que sus creadores pretenden con éste: comida limpia y exótica. Además, los insectos resultan irreconocibles, lo que facilitaría que los consumidores se atrevieran con el plato en un primer contacto. Una vez solucionado su problema de percepción de los insectos, pueden pasar a consumirlos en su forma más natural (por ejemplo, añadiendo grillos tostados a una ensalada).

¿Crees que los creadores de Ento tendrán éxito y terminaremos todos comiendo bichos?

Fuente: fastcoexist

 

FacebookTwitterGoogle+LinkedInPinterestMeneameCompartir esta entrada

Deja un comentario